IMASO Formación creatividad educaición y tecnología

¿Comprensión lectora? Sí, pero con una gran vuelta de tuerca

diseño sonoro y música electrónica para jóvenes

En palabras de uno de los alumnos:

(…)Creemos que el aula de música no la tendríamos que llamar así. Ha pasado a ser un laboratorio donde tienes que entrar con una mentalidad completamente abierta a todo tipo de ideas… (…)

Nuestro artículo académico Óper(acción) Enric Valor: La creación sonora a través de un cuento popular, ha sido aprobado, por la revista de educación musical Eufonía, para el monográfico La experiencia musical desde el punto de vista del alumnado. El artículo se publica oficialmente en junio de 2017. En este post, voy a exponer los principales puntos del artículo con un lenguaje lo más claro posible. La publicación es el resultado de investigar el proceso creativo de alumnado que partiendo de la comprensión lectora de un texto desarrolla una narración sonora.

Explicar el camino que se ha recorrido hasta llegar a la redacción conjunta de este artículo puede ser interesante. A finales de 2015 se me propone realizar un taller de sonorización de cuentos en un centro escolar. Previamente había realizado labores de supervisión de sonido en cine o televisión, diseño de sonidos y músicas para teatro, entre otros. Con esto quiero decir que me resultaba familiar trabajar guiones y sonorizarlos. Pero esto de orientarlo al alumnado era un reto nuevo para mi.

Mi propuesta era preparar un taller de Creación Sonora y empezar el año con diez sesiones donde desarrollar el proceso creativo en los cursos de la ESO y cruzar los resultados. Antes de empezar, visité el centro, hice inventariado de materiales, calendaricé, diseñé contenidos, estructuré un cronograma por sesión y global. Me lo tomé muy en serio.

En suma, conseguí diseñar un taller para llevarse a cabo en diez horas repartidas a lo largo de un mes que implicase trabajar un texto como “escusa” para aproximarse a la música, la creación sonora y las nuevas tecnologías. Como veremos luego, más adelante, a finales de año, pude ampliarlo a dos meses y continuar profundizando con los alumnos en materias como el diseño sonoro, técnicas de foley art, banda sonora, análisis literario de textos, lenguaje audiovisual y expresión sonora.

De la comprensión lectora a la imaginación sonora

En definitiva, lo esencial para empezar a jugar a ser co-creadores de una banda sonora colectiva. En cuanto a la comprensión lectora y análisis literario, una puesta en común breve aportaba a cada inicio de sesión la posibilidad de buscar asociaciones nuevas entre relato textual y sonoro. Cada asistente por gusto, preferencia, personalidad o azar se fija en un punto que le resulta atractivo y propone un carácter sonoro para un capítulo, un tipo de fondo musical para la aparición de un personaje, etc. Ese trasvase de texto a sonido termina por desdibujarse en un proceso de pura imaginación sonora cuando escuchamos los primeros borradores.

Ese era el primer objetivo: crear la banda sonora de un cuento de Enric Valor, La Mare dels Peixos. Por casualidad, esta banda sonora se integró al final del taller en un cortometraje de animación que estaban realizando otras personas fuera del aula. Y que permitió añadir una capa más: el lenguaje audiovisual. Pero, todo esto, fue el primer paso de un proyecto de mayo envergadura. Al final, os digo cómo.

Antes de extenderme más, os invito a escuchar y ver el resultado del taller. La Banda Sonora Colectiva fue realizada colaborativamente por alumnos de la ESO.

A partir de aquí, resumo los contenidos del artículo, es decir, del taller de Creación Sonora en sí. Espero que sea claro para comprender cómo fue la experiencia y en qué consiste realizarlo.

Comprender la teoría es extremadamente fácil. Una Banda Sonora Original se compone de:

  • Voces. 
  • Ruidos.
  • Música.

Las voces, ya lo sabes, son las del narrador si lo hay y las de los diálogos de los personajes. Es el apartado más obvio y rápido de encontrar en un guión de cine o teatro. Cada vez que hable el narrador está indicado, cada vez que hable un personaje también. En una novela hay que trabajar un poquito más para localizarlos, pero es sumamente fácil también.

En un cuento como La Mare dels Peixos de Enric Valor, hay pocos diálogos entre personajes y se limitan intervenciones muy muy cortas. No los incluimos. Pero, hay algo que no faltaba en el cuento. ¿Ya lo sabes? Narrador. Sergi Moyano, alumno del centro, realizó esta labor. Ha continuado trabajando en esta línea en proyectos relacionados. Lo hace francamente bien. Desde aquí, mi más sincera enhorabuena.

Los ruidos, tal y como piensas, nos hablan del lugar donde están los personajes y además pueden sugerir cosas que las palabras no pueden. Este es el punto central del taller de Creación Sonora, porque potencia la imaginación. Tiene mucha miga para jugar y darle al coco.

En La Mare dels Peixos, teniendo en cuenta que el mar tiene protagonismo, que uno de los personajes es pescador, y que el título es La Madre de los Peces; hay una pregunta con fácil respuesta. ¿Qué ruidos no puede faltar? Los del agua. Todos sabemos cómo suena el mar y podríamos imitarlo a pequeña escala. Sin ir más lejos, en una bañera.

La música, la reconoces en seguida, y tiene un funcionamiento del que somos conscientes y entendemos bien. Un momento de alegría va con tambores y trompetas muy vitales, uno de tensión con violines agresivos como en Psicosis, y uno de melancolía con un piano y un acordeón tristes. ¿Se te ocurren más? Seguro que sí.

El enfoque del taller consistía en dar a cualquier sonido un valor musical, y así tratar de responder de diferentes formas a una gran pregunta. La gran pregunta es. ¿A qué suena una emoción?

La estructura del taller repetía cada vez más rápido un proceso de análisis de texto, grabación / transformación de sonidos, organización de sonidos. Cada sesión no hace falta releer el texto o elegir los sonidos que queremos grabar. Eso se hace al principio y solo se repasa brevemente en las siguientes jornadas.

Así, teníamos cada vez más tiempo para jugar a crear sonidos en acción. Este juego es algo flexible y en cualquier sesión se podía retomar un punto anterior, cambiar sonidos por otros o simplemente probar un sonido nuevo, solo por el gusto de explorar los sonidos.

¿Cómo creamos sonidos? Viviendo. En el día a día, todos los objetos que te rodean suenan a algo en particular, y seguro que en algún momento los haces sonar o algo ocurre en el entorno y entonces suenan. Lo que diferencia un ruido de otro técnicamente se llama timbre, y popularmente lo llamamos textura. En el taller explorabamos las texturas sonoras de objetos cotidianos: utensilios de cocina, material de oficina y una guitarra.

Si quiero trasmitir una sensación de calma y relajación como en los sonidos de agua del cuento La Mare dels Peixos. ¿Qué hago? Puedo, rellenar de agua la cazuela y jugar mover vasos y platos dentro del agua o haciendo que el agua caiga sobre sí misma. Puedo, frotar lentamente en círculo con un folio las cuerdas de la guitarra.

He conseguido, por un lado una textura sonora de agua, por otro, una textura sonora de brisa suave. Al sumar estos sonidos, sugiero el mar y quien escucha y además le relajo.

Como podrás intuir, los sonidos se graban y se organizan haciéndolos coincidir con las imágenes de un vídeo, una película o un programa de televisión. También, se pueden organizar en directo como hace un técnico en una actuación de teatro, en las cabinas de control de los programas de radio o un músico electrónico.

El proceso creativo está clarísimo:

  • Eligir objetos
  • Hacerlos sonar
  • Grabarlos
  • Organizarlos narrativamente

La creatividad hoy en día puede parecer algo muy alejado de la artesanía tradicional, pero yo no estoy para nada de acuerdo con esta perspectiva. Los programas de ordenador, las aplicaciones de los móviles y similares, son exactamente lo mismo que una aguja para hilar o una flauta travesera. Inventos tecnológicos.

Nosotros elegimos cómo utilizarlos y en IMASO damos ejemplos de usos creativos de la tecnología. Educamos así. O eso queremos.

Dicho esto. Los sonidos grabados, pueden modificarse mediante programas de ordenador, aplicaciones de móviles, aparatos de tecnología musical y de sonido. Yo recomiendo, iniciarse con un ejercicio básico basado en la transformación de tu propia voz. Te lo explico.

En el cuento aparecen un monstruo gigante peligroso y un ser marino de ensueño. Si grabo mi voz y freno el sonido y lo distorsiono, sonará tan grave y profunda como un monstruo enorme. Si grabo mi voz y la acelero ligeramente y añado un eco a las palabras, sonará como si estuviera dentro de un sueño. Para el mismo material he conseguido resultados distintos transformando el sonido.

Este apartado puede complicarse muchísimo. Yo, no tengo ningún interés en hacerlo así. Trato de encontrar el equilibrio entre la intuición, la técnica y el valor pedagógico.

Esta es la lista básica de efectos de sonido:

  • Eco. 
    Permite controlar si el sonido se percibe lejano o extraño.
  • Reverberación.
    Podemos sugerir sensaciones cálidas o frías, lugares amplios o estrechos, etc.
  • Distorsión.
    Nos ayuda a “hacer zoom” a sonidos casi imperceptibles.
  • Modulación.
    Percibimos que el lugar desde donde viene el sonido se mueve.

Estas son las herramientas básicas de transformación de sonido:

  • Muestras.
    Recortes seleccionados de grabaciones largas de sonido. Las podemos frenar, acelerar, rebobinar, sumar, etc.
    Sirven para introducir sonidos puntuales.
  • Granos.
    Recortes “microscópicos” de las muestras. Pueden sostenerse en el tiempo o aparecer y desaparecer orgánicamente.
    Funcionan bien en momentos espectaculares.
  • Bucles.
    Repeticiones cíclicas de las muestras. Llevan un tempo determinado, marcado y rítmico, fácil de recordar.
    Útiles para inducir un mismo sentimiento en momentos diferentes.

¡Ya lo tienes! Todo lo que se te está ocurriendo que podrías hacer con tu voz transformando su sonido, es también aplicable a cualquier objeto que te rodea y a cualquier instrumento tradicional. Expresarse mediante sonidos fue un proceso que amplió la sensibilidad musical y la capacidad de escuchar con inteligencia y atención de los alumnos.

Además, de expresarse, divertirse, pensar y jugar, el resultado fue útil dentro del mundo laboral. Antes, al principio del post, he comentado que todo lo que explicamos Adolf y yo en el artículo para la revista, formó parte de un proyecto de mayor envergadura.

La banda sonora que habéis visto en el vídeo al principio, te podrás imaginar que parte de un montón de sonidos grabados en el taller con los chavales. Es así. Tras el taller, formé parte de la redacción de un proyecto pedagógico y educativo que fue premiado por Fundación Carasso. La inauguración del proyecto fue transformar en una ópera el cuento La Mare dels Peixos.

Ahí es nada.

Volví al curso siguiente al instituto a continuar mi labor, esta vez, orientada a que quince chavales actuaran junto a otros colegios y con músicos y artistas profesionales en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia. En concreto, se encargaban de controlar los efectos de sonido con sus móviles a través de la aplicación Soundcool.

Ellos han hecho un proceso creativo tan real y aplicado como es crear e interpretar los sonidos de una gran producción escénica. El estreno mundial de la Ópera La Mare dels Peixos, tuvo lugar el 16 de diciembre de 2016.

Si crees que este post puede ser útil para alguien, házselo llegar, por favor. Te lo agradeceré muchísimo.

Escribe tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *